¿Cuándo llevar a un adolescente al psicólogo?

cuando llevar a un adoelscente al psicologo

¿Cómo diferenciar entre los problemas normales de la adolescencia y situaciones más graves que requieren de la ayuda de un profesional de la psicología? Muchas veces, no sabemos cuándo llevar a un adolescente al psicólogo, y es normal que nos surjan dudas, ya que, no es una tarea fácil.

La adolescencia suele ser una etapa caótica y llena de preguntas en la que los adolescentes cuestionan a los adultos y los límites que éstos ponen. Este proceso es sano y es un indicativo de que la adolescencia se está desarrollando de forma adecuada. Sin embargo, para algunos adolescentes por distintos motivos esta etapa resulta más complicada, y en consecuencia, éstos y sus familias necesitan ayuda.

Es muy frecuente que los padres y madres lleguen a la consulta con mucha angustia y desconcertados por los cambios que de su hijo esta teniendo. Este tipo de expresiones son muy frecuentes:

Ella era una niña tan feliz.

Ha sido un niño que nunca ha dado problemas.

Antes era muy bueno.

¿Es simplemente un comportamiento adolescente normal?

Puede ser difícil saber si tu hijo adolescente está teniendo problemas serios o si sus acciones forman parte del comportamiento de un adolescente normal. En este post vamos a intentar aclarar la duda de cuándo llevar a un adolescente al psicólogo.

 «¿Mi hija es demasiado dramática o realmente está tan triste?»

 «¿No se supone que los adolescentes están de mal humor e irritables?”

Estas son preguntas que me plantean muchas madres y padres. Y las respuestas suelen ser complicadas. Pero, esto es normal… ¡porque la adolescencia también es complicada! Los adolescentes se enfrentan al estrés, tristeza, culpa, vergüenza, dudas sobre su futuro, relaciones íntimas, problemas de identidad de género, etc. Esto hace que sea difícil saber cuándo un adolescente está transitando por la adolescencia con normalidad y de forma saludable o cuando puedan necesitar la ayuda de un experto.

 Puedes empezar por observar el día a día de tu hijo y hacerte estas preguntas:

  • ¿Cómo le va a mi hijo en el colegio?
  • ¿Tiene amigos?
  • ¿Me cuenta lo que está pasando en su vida?
  • ¿Está sometido a más estrés de lo habitual?
  • ¿Ha bajado mucho su rendimiento académico?
  • ¿Está evitando ir al colegio?
  • ¿Se aísla de sus amigos?
  • ¿Está tan preocupado que no puede llevar a cabo algunas tareas?
  • ¿Se ha metido en problemas porque ha sido violento en alguna ocasión?
  • ¿Se ha hecho daño a sí mismo o a los demás?
  • ¿Está asumiendo riesgos excesivos?
  • ¿Hay abuso de sustancias y drogas?
  • ¿Está obsesionado con la muerte?
  • ¿Está hablando o pensando en hacerse daño a sí mismo o a otra persona? 

Si has notado cambios importantes respecto a como era antes o tienes alguna inquietud, te recomiendo pedir una cita con un profesional para poder hablar de ello y decidir si es necesaria la ayuda de un psicólogo. Un profesional de la psicología puede decirte si los comportamientos que estás viendo en tu hijo son normales, o si por el contrario, necesitáis ayuda. Es mejor pecar de precavidos.

Señales de que tu hijo adolescente necesita ayuda de un psicólogo

Hay señales de advertencia que nos indican que el comportamiento de un adolescente es problemático. Esperar a ver si estos problemas desaparecen, suele ser una mala idea porque es probable que empeoren sin ayuda profesional. Estas pueden ser señales algunas señales de que tu hijo adolescente puede necesitar la ayuda de un psicólogo.

  • Signos de depresión
  • Evitación y aislamiento
  • Se involucra en actividades ilegales
  • Consumo de drogas
  • Autolesiones
  • Cambios en amigos o actividades
  • Problemas con la alimentación
  • Ira que no puede controlar
  • Cambios significativos en el estado de ánimo o el comportamiento.

Los padres y madres y la culpa

Me parece importante hacer un apartado específico para hablar sobre el sentimiento de culpa tan intenso que tienen las madres y padres cuando algo en la adolescencia de sus hijos se tuerce. En consulta me he encontrado frecuentemente que los progenitores se culpan por las dificultades que está teniendo su hijo adolescente. O se sienten mal por no haber reconocido las señales de advertencia. Quiero que sepas que es normal experimentar una amplia gama de emociones, que van desde el arrepentimiento hasta la culpa cuando se piensa en buscar ayuda profesional. No permitas que esas emociones se interpongan en el camino para que tu hijo reciba la ayuda que necesita.

Además, las madres y padres, suelen entrar en el bucle de lo que suelo llamar “caso grave de los debería”:

Debería

haber sido más estricto.

haberlo visto venir.

haber pasado más tiempo en casa.

Puede ser difícil admitir que tu hijo necesita ayuda. Pero hay ciertos problemas que es posible que no puedas resolver como padre o madre. No pasa nada por ello, no tienes conocimientos profundos sobre la salud mental, ni la adolescencia. Para eso estamos los profesionales.

Unas ultimas palabras…

Si después de haber leído esto sigues sin tener claro si necesitáis la ayuda de un psicólogo, entonces, llama a algún psicólogo de tu zona y coméntale vuestra situación. Otra cosa importante y que no podemos olvidar es la importancia de que tu hijo tome parte en la decisión, pregúntale si cree que necesitáis ayuda. Pregúntale si cree que sería útil hablar con un psicólogo. Muchos adolescentes son reacios a acudir al psicólogo, pero muchos otros expresan su necesidad de acudir a uno. He recibido muchas llamadas de madres y padres diciéndome que su hijo les ha pedido ir al psicólogo.

Otra opción es que tu veas claro que tu hijo necesita un psicólogo, pero que éste se niegue a ir a la cita. Si estas en esta situación, quizás te ayude leer el post que escribí sobre qué hacer si tu hijo adolescente no quiere ir al psicólogo.

Espero que este post en el que hemos hablado sobre cuándo llevar a un adolescente al psicólogo te haya resultado útil. Puedes leer más información sobre cómo trabajamos con adolescentes en la página de terapia adolescentes. Contamos con un equipo de seis psicólogas que trabajan con distintas dificultades que surgen en la adolescencia. Tener un equipo de psicólogas nos permite que cada familia trabaje con la psicóloga que más conozca y más haya trabajado con esa dificultad que estáis atravesando.

nv-author-image

Iratxe López

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica. Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.