Autolesiones en adolescentes: ¿Cómo ayudarles?

autolesiones en adolescentes

Si eres padre o madre de un adolescente, la idea de que tu hijo se lastime intencionalmente es difícil de comprender. Pero, es importante que los progenitores tengan conocimiento sobre las autolesiones en adolescentes, ya que, por desgracia es una práctica que a veces se da entre los adolescentes. Aunque, por supuesto no es lo más habitual.

Pocas cosas desencadenan una reacción de pánico más inmediata en los padres y madres que descubrir que su hijo se está autolesionando. La reacción de los progenitores juega un papel importante en ayudar a los adolescentes en el proceso de recuperación.

Cortarse es la forma más conocida de autolesión. Los adolescentes pueden hacerlo usando sus uñas, cuchillas de afeitar, cuchillos, etc. La autolesión también puede venir en forma de quemaduras, rasparse la piel, tirarse del pelo o incluso golpearse. Es importante destacar que no hay intención de suicidarse.

La reacción de los progenitores es importante cuando hablamos de autolesiones en adolescentes

Es normal que te sientas preocupado, abrumado o incluso enfadado si descubres que tu hijo adolescente se está autolesionando. Es posible que sientas la necesidad de decir algo así como:

¿Cómo puedes hacerte esto?»

¡Deja de hacer esto ahora mismo!

Es importante recordar que la mayoría de los adolescentes que se autolesionan tienen tanto miedo de su comportamiento como tú. Muchos sienten culpa, vergüenza y tienen sentimientos profundos de remordimiento después de autolesionarse.

Es importante mantener la calma y entablar una comunicación abierta y honesta, sin juzgar. Es probable que las críticas y las reacciones exageradas provoquen que tu hijo adolescente se cierre y se aísle. Para evitar esto, haz preguntas abiertas sobre cómo se siente y qué es lo que ocurre para que tenga ese comportamiento.

¿Cómo ayudar a tu hijo si se autolesiona?

Ofrécele apoyo emocional

Como decía antes, descubrir que tu hijo se ha estado dañando a sí mismo puede ser muy difícil de aceptar y es natural sentirse ansioso o enfadado. Algunos padres y madres también pueden culparse a sí mismos o sentirse impotentes. Pero, hay cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo.

Trasmítele la idea de estás para él, dispuesto a escucharle cuando decida hablar. Ten en cuenta que quizás se sienta más cómodo hablando por mensajes de texto o WhatsApp, en lugar de hacerlo en persona. Cuando esté preparado para hablar contigo, intente simplemente escuchar y no hacer demasiadas preguntas sobre por qué se ha autolesionado.

Hazle saber que te preocupas por él y que quieres ayudarle a encontrar formas más saludables de hacer frente a los sentimientos o situaciones difíciles que pueda estar viviendo.

Céntrate en lo que está causando las lesiones

Las autolesiones, a menudo, son causadas por un problema subyacente, como la depresión o la ansiedad. Teniendo esto en cuenta, puede ser más útil que centres tus esfuerzos en ayudar a tu hijo a solucionar lo que está causando que se autolesiones, en lugar de en la autolesión en sí.

Puedes ayudarlos a buscar a un profesional de la salud mental adecuado. También es importante que puedas acudir a su médico de cabecera para que pueda hacer la derivación a los servicios de salud mental.

Ayúdale a buscar formas saludables de lidiar con ello

En lugar de simplemente pedirle a tu hijo que deje de autolesionarse, puede ser útil sugerir algo que podría hacer en lugar de autolesionarse. Algunas cosas que los adolescentes pueden encontrar útiles son:

  • Pintar o dibujar haciendo garabatos fuertes
  • Escribir sus sentimientos negativos y luego romper el papel
  • Colocarse una goma elástica en su muñeca y tirar de ella cada vez que sienta la necesidad de autolesionarse
  • Escuchar música
  • Golpear o gritar en una almohada
  • Hablar con amigos o familiares
  • Tomar un baño o una ducha
  • Hacer ejercicio

Ayúdale a confiar en sí mismo

Muchos adolescentes que se autolesionan sufren de baja autoestima o falta de confianza. Puedes ayudarle haciendo un listado de todas las cosas que hace bien o también puedes ayudarle a aprender algo nuevo, como tocar la guitarra o hacer manualidades.

Puede escribir una lista de todas las cosas que te enorgullecen de tu hijo y que hacen que sea especial. Es mucho mejor si te enfocas en cosas sobre su personalidad, en lugar de cosas como sus logros académicos.

Busca ayuda profesional 

Sin duda este es el punto más importante. Algunas dificultades que experimentan los adolescentes pueden acabar solucionándose con el tiempo, pero las autolesiones en adolescentes es un problema que considero que siempre necesita ser atendido por un psicólogo. Es importante buscar ayuda de un profesional que pueda ayudarle a entender por qué se autolesiona, y también ayudarle a trabajar las emociones que le hacen daño y desarrollar nuevas habilidades de afrontamiento.

La terapia permite a tu hijo que cuente su historia, cuente sus experiencias difíciles y aprender habilidades para lidiar con el estrés que forma parte de la vida. La terapia también puede ayudarle a identificar cualquier problema de salud mental subyacente que necesite evaluación y tratamiento. En muchos casos, las autolesiones nos hablan otros problemas, como la depresión, duelo no resuelto, comportamientos compulsivos, etc. Es importante encontrar un psicólogo con el que tu hijo pueda sentirse cómodo y libre para expresarse.

Si te ha gustado este post sobre autolesiones en adolescentes, te dejo otros dos que quizás te resulten interesantes: Comportamientos patológicos en los adolescentes y Las redes sociales y los adolescentes.

 

nv-author-image

Iratxe López

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica. Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.