Información para padres y madres de adolescentes LGBTQ

Para un adolescente salir del armario supone compartir su identidad de género y/u orientación sexual con los demás. Es un viaje en el que tu hijo necesitará comprensión y reconocimiento. Para algunos adolescentes es un proceso rápido y fácil, para otros, sin embargo, es un proceso más largo y difícil. Por ello, en este post veremos alguna información para padres y madres de adolescentes LGBTQ.

Es importante que los padres y madres de adolescentes lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer (LGBTQ) recuerden que cada adolescente es único y tendrá sus propias experiencias y sentimientos en el camino.

No quiero entrar en detalle sobre terminología y el acrónimo LGTBQ, ya que, existen números documentos maravillosos en las redes. Comparto este glosario de términos de la asociación ALDARTE.

Me siento diferente de otros niños …

Abordar conceptos erróneos comunes

Hay mucha información errónea en torno a la orientación sexual e identidad de género. Por ello, aquí comparto alguna información para padres y madres de adolescentes LGBTQ:

¡Síguenos en instagram para estar al tanto de todo lo que publicamos!

En instagram hablamos sobre psicología: consejos, frases que nos hacen reflexionar, ejercicios, novedades de nuestro centro de psicología…

  • Los adolescentes LGBTQ se parecen mucho a los demás adolescentes. Muchas personas tienen la idea errónea de que los adolescentes LGBTQ son muy diferentes a los adolescentes heterosexuales. De hecho, las similitudes que los adolescentes LGBTQ tienen con el resto de superan con creces sus diferencias.
  • Esto no es solo una fase. Los adolescentes LGBTQ cada vez salen antes del armario, reconociendo su orientación sexual e identidad de género ante ellos mismos y los demás. Diversos estudios han encontrado que la mayoría de los jóvenes cuentan que se sienten atraídos por otra persona del mismo sexo alrededor de los 10 años. Identificándose como lesbiana, gay o bisexual a la edad media de 13 años. Además, la identidad de género puede comenzar a formarse entre los 2 y 4 años. Alguien que te cuenta que él o ella es LGBTQ, probablemente, ha reflexionado y sentido mucho a cerca de su propia identidad antes de compartirlo. Por lo tanto, no es una fase, es un proceso.
  • Otras personas no causan que tu hijo se LGBTQ. La orientación sexual e identidad de género son el resultado de la genética, factores biológicos y también ambientales. La identidad LGBTQ de tu hijo no es el resultado de cualquier cosa que tu o cualquier otra persona haya podido hacer.
  • Los adolescentes LGBTQ no tienen más probabilidades de padecer enfermedades mentales. Estos mitos son desafortunados y no se basan en la realidad y en lo que la ciencia nos dice. Un adolescente gay, lesbiana, transgénero… no tiene más probabilidades que un adolescente heterosexual de presentar un trastorno mental. Y aunque es cierto que las personas LGBTQ experimentan tasas más altas de ansiedad, depresión, abuso de alcohol… comparado con la población general, los estudios demuestran que esto es el resultado del estrés de pertenecer al colectivo LGBTQ en un ambiente a menudo hostil y que les juzga. Por lo tanto, estas dificultades psicológicas no son un factor de la identidad de la persona LGBTQ. Así lo avalan las organizaciones profesionales de salud mental.
  • La identidad LGBTQ no puede, ni deber ser cambiada. Tanto los médicos, como los psicólogos coinciden en que intentar cambiar la orientación sexual o de género de una persona no funciona y a menudo causa daño. Además, de que no es ético.
  • Más grupos religiosos de los que creemos apoyan a las personas LGBTQ. A priori, podemos pensar que la mayoría de las religiones rechazan a las personas LGBTQ, pero esto no es cierto, las religiones del mundo se han modernizado y entienden la diversidad en cuanto a la orientación sexual e identidad de género. Se que en muchos lugares del mundo no ocurre así, pero en muchos otros sí. Para algunos adolescentes LGBTQ su religión es importante. Algunos jóvenes pueden creer que tendrán que elegir entre su fe y su identidad, pero este no es siempre el caso. Muchas comunidades religiosas reciben con los brazos abiertos a los adolescentes LGBTQ, adultos y sus familias.

La orientación sexual e identidad de género de cada persona es algo íntimo, que provine desde lo más profundo. Entender esta idea es fundamental.

Información para padres y madres de adolescentes LGBTQ

¿Qué puedes hacer para apoyar a tu hijo?

Es común que los adolescentes LGBTQ se sientan asustados y nerviosos durante esta etapa. Algunos pueden sentirse aislados de sus compañeros, especialmente, si sienten que no encajan o son discriminados por ser diferentes. Por ello, es muy importante la labor que la familia puede hacer.

  • Cuando tu hijo te hable sobre su identidad, responde de manera afirmativa y dándole apoyo.
  • Acepta a tu hijo tal y como es. Intenta comprender lo que siente y experimenta. Incluso si no estáis de acuerdo, necesitará tu apoyo y validación para convertirse en un adolescente y, posteriormente, en un adulto sano.
  • Defiende a tu hijo si es discriminado. No minimices la presión social o el acoso que pueda sufrir tu hijo.
  • Deja claro que no se pueden tolerar los insultos o chistes basados ​​en género, identidad de género u orientación sexual. Expresa tu desaprobación ante este tipo de bromas o insultos cuando aparezcan en los medios de comunicación, los diga algún familiar, etc.
  • Estate atento a las señales de peligro que pueden indicar la necesidad de apoyo psicológico, como ansiedad, inseguridad, depresión, baja autoestima o cualquier otro problema emocional en tu hijo.
  • Busca asociaciones, recursos y eventos Es importante que tu hijo se sienta acompañado por la comunidad LGBTQ.
  • Celebra la diversidad y lo diferente en todas sus formas. Junto con tu hijo busca libros, películas y distintos materiales que representen positivamente a personas con diversidad de género. Habla sobre los famosos LGBTQ y los modelos a seguir que defienden a la comunidad LGBTQ. Y, en general, a las personas que demuestran valentía frente al estigma social.
  • Apoya la autoexpresión de tu hijo. Habla con tu hijo sobre sus elecciones de ropa, joyas, peinados, amigos…

Por desgracia, algunos niños intentar suprimir su orientación sexual e identidad de género para cumplir con las expectativas de la sociedad, para encajar o incluso para evitar el acoso. Sentirse apoyados en casa por su familia más próxima y tener buenas relaciones con sus amigos, ayudará a los adolescentes a afrontar la discriminación que puedan sufrir.

Incluso aunque tengas problemas para comprender la identidad o los sentimientos de tu hijo, es importante que no te alejes de él. Mantenerte a su lado, es una de las formas más importantes para ayudar a tu hijo a seguir sintiéndose querido y aceptado. La ciencia nos ha demostrado que sentirse querido es fundamental para la salud y el desarrollo general de todos los adolescentes, independientemente de su género u orientación sexual. Si como padre o madre necesitas ayuda para comprender a tu hijo, adaptarte a esta situación, trabajar la ansiedad que esta situación puede generarte… puedes pedir ayuda psicológica. Un psicólogo te ayudara y guiara en esta situación que es nueva para ti.

Si te ha gustado leer este artículo sobre Información para padres y madres de adolescentes LGBTQ, quiero recomendarte otros dos: Comportamientos patológicos en adolescentes y 3 ejercicios para mejorar la relación con tus hijos.

nv-author-image

Iratxe López

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica. Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.