Saltar al contenido

Ataques de pánico: Síntomas, causas, complicaciones y cómo actuar

Actualizado el 26/07/2222 por Dra. Iratxe López. Psicóloga Clínica

Los ataques de pánico ocurren en aquellas situaciones en las que las personas presentan un nivel de miedo o ansiedad extremos. Estos ataques son duración breve, pero pueden ser muy complicados de sobrellevar.

Mantener la calma ante situaciones como estas es primordial, debido a que la tranquilidad es clave para superar estos episodios. Obviamente, esto es un problema, ya que, el ataque de pánico se ha dado precisamente por qué no hemos podido mantener la calma. Pero, tranquilo, a lo largo de este post veremos algunas ideas para conseguirlo.

Por otro lado, las causas de los ataques de pánico pueden vincularse con diferentes aspectos, entre ellos efectos secundarios de medicamentos, estrés excesivo, preocupación o miedo a tener una enfermedad…

Conoce en este post más detalles sobre los Ataques de pánico: síntomas, causas, complicaciones y cómo actuar…

1. ¿Qué son los ataques de pánico?

Los ataques de pánico son momentos específicos en los que una persona tiene un nivel de miedo o ansiedad elevados. Los ataques de pánico tienen una corta duración (habitualmente entre 5-20 minutos, aunque podrían durar más) y se desarrollan de manera rápida y van acompañados de una serie de síntomas, tanto físicos como psicológicos.

Es importante que sepas que estos síntomas de físicos y psicológicos pueden varían según la persona o la situación.

Recordemos que estas situaciones de miedo extremo pueden ser desencadenadas por algo en particular, una situación de la vida cotidiana o algún problema sentimental o de salud, entre otros. Aunque no siempre ocurre así.

Además, generalmente, el desarrollo de los ataques de pánico ocurre de manera súbita.

El Ataque de Pánico (AP) según el DSM-V se caracteriza por la presencia temporal o aislada de miedo o de malestar intenso.

American Psychiatric Association
ataques de pánico

2. Síntomas de los ataques de pánico

Los síntomas y signos de los ataques de pánico son los siguientes:

  • Sentir un alto grado de tensión, agitación o nerviosismo.
  • Sentir la sensación de la presencia de alguna catástrofe, un peligro inminente o pánico.
  • Incremento del ritmo cardiaco.
  • Presentar aceleración en la respiración o sentir hiperventilación.
  • Alto nivel de sudoración corporal.
  • Sentir un cansancio elevado o debilidad en el organismo.
  • Presentar temblores.
  • Tener dificultades para concentrarse o para pensar en otra cosa que no se relacione con el miedo intenso que la persona tiene en ese momento.
  • Evitación de aquellas situaciones que han provocado ataques de pánico con anterioridad.
  • Sentir algún tipo de presión en el pecho.
  • Tener dolor de cabeza.
  • Presentar llanto que resulta incontrolable.
  • Tener malestares estomacales o ganas de vomitar.
  • Sentir miedo a perder el control ante esa situación.
  • Tener la sensación de poder morir de manera apremiante.
síntomas ataques de pánico
Infografía: Síntomas ataques de pánico

3. ¿Cuándo se debe consultar a un profesional ante un ataque de pánico?

Te recomiendo que consultes a un profesional de la salud mental si…

  • Sientes que tienes demasiada preocupación por algo y que esto influye en todos los aspectos de tu vida.
  • Los ataques son frecuentes al sentir preocupación, ansiedad  o miedo y se te está haciendo difícil tener el control sobre ellos.
  • Tienes la sensación de que estás deprimido.
  • Ha aumentado tu consumo de alcohol, tabaco, ansiolíticos
  • Piensas que los ataques de pánico podrían relacionarse con algún problema de salud física.
  • Tienes otras dificultades relacionadas con tu salud mental.
Newsletter Iratxe López Psicología

¡Suscríbete a nuestra newsletter: Psicología en Estado Puro!

4. Causas de los ataques de pánico

Las causas de los ataques de pánico no están definidas del todo, por ello, solemos decir que son multicausales o que responden a varias causas. Aunque, a veces, no encontramos una causa concreta y clara. A continuación, enumero una lista de las causas de los ataques de pánico.

  • Ataques de pánico debido a alguna de estas enfermedades físicas: diabetes, afecciones presentadas en la tiroides, como es el caso del hipertiroidismo, enfermedades cardiacas o trastornos presentados en la respiración, como lo es la afección pulmonar obstructiva de carácter crónico o el asma.
  • La abstinencia o el empleo no adecuado de sustancias.
  • Tener abstinencia a consumir medicinas en contra de la ansiedad u otros medicamentos, o presentar abstinencia a ingerir bebidas alcohólicas.
  • Padecer del síndrome de intestino irritable o presentar dolor crónico.
  • Presentar tumores no muy frecuentes, los cuales generan hormonas de reacción denominada como “huir o luchar”.
  • Se puede relacionar como un efecto secundario de algún medicamento consumido para los problemas de ansiedad.
  • Exponerse a momentos de gran estrés y presión, y tener la sensación de sentirse abrumado.
  • Tener problemas relacionados con aspectos sentimentales o familiares de tu vida.
  • Estar pasando por momentos de duelo, divorcio o separación de una pareja.
  • Situaciones en las que se presenta un cambio en tu vida, como es el caso de mudarte de casa o tener un cambio de trabajo.
  • También pueden vincularse a otros factores o afecciones de salud mental, como lo son los siguientes: presentar algún tipo de fobia, padecer de trastorno obsesivo-compulsivo o trastorno de estrés postraumático.
  • Tener factores genéticos relacionados con el trastorno de pánico.
  • Estar bajo un momento de estrés elevado o poseer susceptibilidad al mismo.
  • El empleo de ciertos medicamentos.
  • Una experiencia de trauma vinculada con el presente o con el pasado.

5. Complicaciones de los ataques de pánico

Si los ataques de pánico se producen de manera constante, pueden generar ciertas complicaciones en las personas, como es el caso de empeorar otros trastornos que la persona tenga. Aquí te damos más detalles:

  • Padecer de depresión.
  • Abusar de ciertas sustancias dañinas.
  • Dificultades para lograr conciliar el sueño, como es el caso del insomnio.
  • Presentar problemas a nivel intestinal.
  • Poseer dolor crónico o dolor de cabeza.
  • Aislarse socialmente.
  • Problemas en el trabajo o en el colegio, instituto o universidad.
  • Baja calidad de vida.
  • Ideación o intención suicida.

6. Factores de riesgo de los ataques de pánico

Los factores designados como de “riesgo” en los ataques de pánico, son los siguientes:

  • Traumas: Los niños que han padecido traumas o situaciones de maltrato, o en su efecto que han presenciado eventos traumáticos, presentan mayor riesgo de tener alguna manifestación de un trastorno de ansiedad. Esto conlleva que puedan padecer ataques de pánico en alguna circunstancia de sus vidas. También los adultos que pasan por algún momento traumático pueden manifestar ataques de pánico.
  • Tener estrés a causa de una enfermedad: Padecer algún tipo de enfermedad grave o poseer algún problema relacionado con la salud, puede generar una gran preocupación sobre cosas como el futuro y los tratamientos a los que se debe someter la persona.
  • Estrés acumulado: La acumulación de momentos de estrés también aumenta el riesgo de padecer ataques de pánico.
  • Personalidad: Existen personas que tienen tipos específicos de personalidad, las cuales pueden ser más propensas a sufrir ataques de pánico.
  • Otros tipos de trastornos mentales: Los individuos que sufren otros tipos de trastornos mentales, tales como el caso de la depresión, tienden a sufrir con más frecuencia de ataques de pánico.
  • Poseer familiares con un lazo consanguíneo que sufren de un trastorno de ansiedad: Los trastornos de ansiedad tienen un componente hereditario, por lo que los ataques de pánico también pueden ser hereditarios. Ten en cuenta que este componente hereditario tiene poco peso, es decir, que porque tu madre o padre allá tenido algún trastorno de ansiedad, no significa que tú también vayas a padecerlo.
  • Ingerir alcohol o drogas: Ingerir, emplear de manera inadecuada o tener abstinencia al alcohol (o a las drogas), puede generar o llegar a empeorar los ataques de pánico.
ataques de panico

7. Prevención de los ataques de pánico

No existe una forma exacta de prevenir los ataques de pánico. Sin embargo, puedes tomar una serie de medidas que ayudarán a disminuir el impacto generado por los síntomas, como lo son las siguientes:

  • Pedir ayuda de manera inmediata: Pedir ayuda, puede hacer que disminuya la posibilidad de sufrir un ataque de pánico. Sabemos que el apoyo social actúa como un amortiguador no solo frente a los ataques de pánico, sino frente a los problemas de salud mental en general.
  • Mantenerte activo: Participar en actividades con las que disfrutes y que te hagan sentirte bien contigo mismo. Disfrutar de la interacción social también puede ayudarte a aliviar las preocupaciones que tengas.
  • Evitar ingerir drogas y alcohol: Ingerir drogas y alcohol puede empeorar la ansiedad. Si una persona es tiene algún tipo de adicción, ésta puede estar empeorando los ataques de pánico, por lo que sería necesario iniciar un tratamiento para eliminar la adicción.

8. ¿Cómo actuar ante los ataques de pánico?

Tener el control durante los ataques de pánico es una tarea difícil, sin embargo, puedes intentar poner en marcha alguno de estos consejos ante los ataques de pánico:

  • Mantenerse en un lugar tranquilo y cerrar los ojos: Al estar en un lugar que inspire tranquilidad, más rápido te podrás tranquilizar. De igual modo, cerrar los ojos reducirá los estímulos, lo que también puede ayudarnos a calmarnos.
  • Distraer la atención centrándose en algo diferente: Al tener un ataque de pánico puede ser útil hacer un conteo hacia atrás partiendo desde el 100, y que dicho conteo sea de 3 en 3 o bien puedes mantener la concentración en algún objeto físico.
  • Visualizar en la mente un sitio que te haga sentir tranquilo: Rememorar en la mente algún paisaje que te haya gustado mucho y hacer el intento de recordar los sonidos y sensaciones que sentías allí.
  • Hacer el intento de tener presente que todos los signos y síntomas son un tipo de reacción ante una situación no amenazante: Debes hacer repeticiones en tu mente que las reacciones generadas en tú organismos no representan ninguna amenaza o algún tipo de peligro, es una situación que un rato pasara. Es decir, se trata de poner una limitación temporal.
  • Tratar de controlar la respiración durante el ataque de pánico: Si no se cuida la respiración y con el ataque de pánico sufrimos de hiperventilación, sufrimos de desequilibrio entre el CO₂ y el oxígeno. Por este motivo es de suma importancia controlar la respiración ante un ataque.
  • Practicar el siguiente ejercicio: Toma aire por la boca mientras realizas un conteo hasta 4, al realizarlo debes notar que tu abdomen y pecho se llenan. Debes mantener el aire por unos segundos y luego, soltarlo de manera lenta. Colocar los labios como si fueras a soplar una vela, también puede servir de ayuda o respirar en el interior de una bolsa de papel.
  • Relajar los músculos también puede ayudar: Hay que concentrarse en nuestro cuerpo y soltar de manera consciente los músculos desde los pies hasta la cabeza.
Infografía: ¿Cómo actuar ante los ataques de pánico?

9. Diferencias entre un ataque de ansiedad y un ataque de pánico

Los ataques de ansiedad y los ataques de pánico pueden confundirse y podemos llegar a pensar que son iguales, pero no es así. Se diferencian en los siguientes aspectos:

  • Los ataques de pánico no tienen un desencadenante en específico, digamos que surgen de la nada.
  • Los ataques de ansiedad no se diagnostican, es decir, no hay un diagnóstico de ataque de ansiedad. Sin embargo, los ataques de pánico sí se diagnostican.
  • Los ataques de pánico por lo general se dan de forma inesperada y repentina.
  • Los ataques de ansiedad no figuran dentro del Manual Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Americana de Psicología en su quinta edición.
  • Los ataques de pánico figuran como un síntoma derivado del trastorno de pánico.

Después de leída toda la información, ya conoces más sobre los Ataques de ansiedad: síntomas, causas, complicaciones y cómo actuar. ¿Crees que puedes poner algo de lo aprendido en práctica?

10. Referencias bibliográficas

  1. American Psychiatric Association. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  2. Goodwin, R., Fergusson, D. y John Horwood, L. (2005). Childhood abuse and familial violence and the risk of panic attacks and panic disorder in young adulthood. Psychological Medicine, 35(6), 881-890. doi:10.1017/S0033291704003265
  3. Meuret, A., White, K., Ritz, T., Roth, W., Hofmann, S. y Brown, T. (2006). Panic attack symptom dimensions and their relationship to illness characteristics in panic disorder. Journal of Psychiatric Research, 40(6), 520-527.
  4. Plehn, K. y Peterson, R. (2002). Anxiety sensitivity as a predictor of the development of panic symptoms, panic attacks, and panic disorder: a prospective study. Journal of Anxiety Disorders,16(4), 455-474.
nv-author-image

Iratxe López Fuentes

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica. Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.