Saltar al contenido

Trastorno Límite de la Personalidad y Apego: Una mirada profunda

trastorno límite de la personalidad y apego

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es una condición compleja y a menudo malinterpretada que se entrelaza intrínsecamente con los estilos de apego. En este extenso post, exploraremos las diversas facetas del trastorno límite de la personalidad y apego, brindando una comprensión más profunda y matizada de ambos temas. Nuestro objetivo es proporcionar información detallada y útil que pueda ser de apoyo tanto para quienes viven con TLP como para sus seres queridos.

1. ¿Qué es el trastorno límite de la personalidad (TLP)?

El TLP es un trastorno de salud mental caracterizado por la inestabilidad en las relaciones interpersonales, la imagen de sí mismo y las emociones.

Las personas con TLP a menudo experimentan una intensa sensación de vacío, miedo al abandono, y pueden tener dificultades para gestionar sus emociones. Esta condición puede resultar de una combinación de factores genéticos, biológicos y ambientales, siendo las experiencias de la infancia particularmente significativas.

2. Características centrales del trastorno límite de la personalidad (TLP)

El TLP se manifiesta de diversas maneras, pero hay ciertos rasgos característicos comunes:

  • Inestabilidad en relaciones interpersonales: Las personas con TLP a menudo experimentan relaciones intensas y tumultuosas. Pueden alternar entre idealizar a alguien intensamente y devaluarlo repentinamente. Esta oscilación se debe en gran parte a su miedo al abandono y a la dificultad para mantener relaciones estables y saludables.
  • Imagen de sí mismos inestable: La autoimagen de una persona con TLP puede ser muy variable. Suelen tener una percepción distorsionada de sí mismos, luchando con la identidad y el autoconcepto. Esto a menudo conduce a cambios frecuentes en metas, valores, amistades, identidad sexual o incluso el tipo de trabajo o carrera.
  • Emociones intensas y cambiantes: Como he mencionado anteriormente, las emociones en el TLP suelen ser intensas. Las reacciones emocionales pueden ser desproporcionadas y fluctuar dramáticamente, lo que a menudo resulta en periodos de intensa depresión, ansiedad o ira.
  • Sensación de vacío: Un sentimiento crónico de vacío es común en el TLP. Las personas con este trastorno pueden sentir que algo falta en su interior, lo que puede conducir a una búsqueda constante de algo o alguien que llene ese vacío.
  • Impulsividad: La impulsividad puede manifestarse en comportamientos arriesgados como el gasto excesivo, el abuso de sustancias, la conducción temeraria, los atracones alimentarios o las relaciones sexuales peligrosas.

3. ¿Qué es el apego?

El apego se define como un vínculo emocional profundo y duradero que se forma entre dos personas, especialmente entre un cuidador y un niño.

Esta conexión afectiva es crucial para el desarrollo emocional, social y psicológico del niño. El concepto de apego, ampliamente desarrollado y estudiado en la psicología, fue inicialmente introducido por John Bowlby en el siglo XX.

Bowlby teorizó que el apego es una parte inherente de la biología humana, diseñado para asegurar la supervivencia del niño. Este vínculo no solo proporciona seguridad y confort, sino que también establece la base para que en la edad adulta las personas formen relaciones. El apego influye en la manera en que las personas manejan las relaciones interpersonales, perciben su entorno social y afrontan los desafíos emocionales.

Se han identificado 4 estilos de apego: seguro, ansioso, evitativo y desorganizado. Cada uno de ellos tiene propias características y modos de interactuar en las relaciones. Esta es una explicación muy breve sobre el apego y los estilos de apego. Si quieres obtener más información (lo cual te recomiendo, para entender mejor este artículo), lee este post en el que hablo sobre la teoría del apego y los 4 estilos de apego.

Antes de continuar con el post quiero compartir contigo algunos ejercicios para trabajar el apego que he creado. Lo único que tienes que hacer para conseguirlos es suscribirte a la Newsletter. Te prometo que no enviamos spam, usamos la Newsletter para compartir con nuestros lectores información que os puede resultar útil. Y si esa información no es valiosa para ti, siempre puedes cancelar la suscripción.

Ejercicios apego

¿Quieres obtener un PDF con 3 ejercicios para trabajar el apego? Pincha en el botón de abajo, suscríbete a la Newsletter y serás dirigido a una página en la que podrás descargarte el pdf.

4. Los 4 estilos de apego

Los estilos de apego, según la investigación original de Ainsworth y Bowlby, se dividen en varias categorías:

  • Apego seguro: Se forma cuando el cuidador responde de manera consistente y apropiada a las necesidades del niño. Los individuos con apego seguro, generalmente, tienen relaciones saludables y una buena autoestima.
  • Apego ansioso-ambivalente: Surge cuando el cuidador responde de manera inconsistente a las necesidades del niño. Estos individuos pueden sentir ansiedad en las relaciones y a menudo temen el abandono.
  • Apego evitativo: Se desarrolla cuando los cuidadores son emocionalmente distantes o rechazan las necesidades del niño. Las personas con apego evitativo tienden a ser emocionalmente independientes y, a menudo, evitan la intimidad.
  • Apego desorganizado: Ocurre en respuesta a cuidadores que muestran comportamientos abusivos o contradictorios. Estas personas a menudo luchan con relaciones y pueden mostrar comportamientos erráticos.

5. La conexión entre los estilos de apego y el trastorno límite de la personalidad (TLP)

Al explorar la relación entre el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) y los estilos de apego, nos adentramos en una dinámica compleja. Las personas con TLP a menudo presentan patrones de apego que son el resultado de experiencias tempranas difíciles y, en muchos casos, traumáticas.

Tal y como explicaba antes, el estilo de apego de una persona se forma en los primeros años de vida y se basa en la relación con sus cuidadores. En muchos casos, las personas con TLP han experimentado estilos de apego inseguros durante su infancia. Esto puede incluir experiencias de negligencia, abuso o inconsistencia en la atención y respuesta emocional de los cuidadores. Estas experiencias tempranas pueden influir significativamente en cómo una persona con TLP percibe las relaciones y gestionan sus emociones en la adultez.

5.1. Inestabilidad emocional en el TLP

Uno de los rasgos distintivos del TLP es la inestabilidad emocional. Las personas con TLP pueden experimentar emociones intensas y fluctuantes que pueden cambiar rápidamente. A menudo, estas emociones intensas se desencadenan por el miedo al abandono o el rechazo. Entender la conexión entre estas respuestas emocionales y los patrones de apego puede ayudar en el desarrollo de estrategias de afrontamiento más efectivas.

¿Por qué siempre acabo con el mismo tipo de parejas? ¿Por qué soy tan dependiente emocionalmente? ¿Por qué no consigo disfrutar de la vida? ¿Por qué no consigo ser feliz?

Las mismas preguntas llevan a las mismas respuestas. Si siempre te planteas las mismas preguntas, obtendrás las mismas respuestas. Compra mi libro “100 preguntas para tirar del hilo”. Hay un área específica dedica a las relaciones de pareja y el apego. Hagamos juntos un viaje en el que nos plantearemos nuevas preguntas que nos llevarán a nuevos lugares.

5.2. Miedo al abandono y relaciones interpersonales

El miedo al abandono es central en el TLP y a menudo se relaciona con estilos de apego inseguros. Las personas con TLP pueden esforzarse en extremo para evitar la soledad o el abandono, lo que puede manifestarse en comportamientos impulsivos o en la idealización y devaluación de las relaciones. Estos patrones pueden ser entendidos como intentos de manejar la ansiedad relacionada con el apego y el miedo a ser abandonados.

6. ¿Qué tipo de apego tienen las personas con trastorno límite de la personalidad (TLP)?

Antes de continuar, quiero dejar muy claro que el TLP puede verse muy diferente de una persona a otra. Es decir, que no siempre se manifiesta de la misma manera en todas personas. Esto significa que puede resultar difícil generalizar tanto los síntomas como las causas subyacentes del trastorno.

Una vez aclarado lo anterior, es cierto que, si bien el TLP puede coexistir con cualquier estilo de apego, las investigaciones han demostrado una mayor prevalencia de estilos de apego inseguros entre las personas con TLP. A mí personalmente me cuesta imaginarme a una persona con TLP con apego seguro. Por lo tanto, podemos decir que las personas con TLP tendrán un estilo de apego inseguro. Ahora la pregunta es, ¿qué estilo de apego inseguro?

6.1. Apego ansioso-ambivalente y TLP

Las personas con TLP pueden experimentar un miedo intenso al abandono y una necesidad desesperada de cercanía y atención. Esto cuadraría mucho con un estilo de apego ansioso, ya que, este tipo de apego se caracteriza por la ansiedad y la incertidumbre en las relaciones, donde el individuo puede sentirse constantemente preocupado por la disponibilidad emocional de su pareja.

6.2. Apego evitativo y TLP

Aunque menos común en el TLP, algunos individuos pueden mostrar un estilo de apego evitativo, distanciándose emocionalmente para protegerse del dolor del rechazo o abandono. Este patrón puede parecer contradictorio dado el temor al abandono típico del TLP, pero refleja la complejidad de las respuestas humanas al trauma y la inseguridad. Aunque ya te digo que es bastante infrecuente ver a una persona con TLP y apego evitativo.

6.3. Apego desorganizado y TLP

En algunos casos, las personas con TLP pueden exhibir un estilo de apego desorganizado. De hecho, es muy frecuente. Este patrón a menudo se desarrolla en entornos donde el cuidador es a la vez una fuente de miedo y seguridad, llevando a respuestas contradictorias y comportamientos erráticos en las relaciones.

En resumen, los patrones de apego en personas con TLP son complejos y están profundamente entrelazados con las características del trastorno. De todos modos, a mi no me parece tan importante identificar qué estilo de apego tienen las personas con trastorno límite de la personal. Creo que lo realmente importante es entender cómo se relacionan el TLP con los estilos de apego.

7. Referencias bibliográficas

  1. Levy, K. N., Meehan, K. B., Weber, M., Reynoso, J. y Clarkin, J. F. (2005). Attachment and borderline personality disorder: Implications for psychotherapy. Psychopathology, 38(2), 64-74.
  2. Fonagy, P., Target, M. y Gergely, G. (2000). Attachment and borderline personality disorder. A theory and some evidence. Psychiatric Clinics of North America, 23(1), 103-122.
  3. Agrawal, H. R., Gunderson, J., Holmes, B. M. y Lyons-Ruth, K. (2004). Attachment studies with borderline patients: A review. Harvard Review of Psychiatry, 12(2), 94-104.
  4. Barone, L. (2003). Developmental protective and risk factors in borderline personality disorder: A study using the Adult Attachment Interview. Attachment & Human Development, 5(1), 64-77.
  5. Bateman, A. y Fonagy, P. (2004). Psychotherapy for borderline personality disorder: Mentalization based treatment. Oxford University Press.
Iratxe López Fuentes

Iratxe López Fuentes

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica y ver pacientes. He atendido pacientes con diferentes dificultades psicológicas y emocionales, como, problemas de autoestima, ansiedad, depresión, duelos, problemas de conducta, dificultades en las relaciones sociales... Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.