Saltar al contenido

Mi pareja no quiere tener hijos, ¿qué hago?

mi pareja no quiere tener hijos

Enfrentarte a la realidad de que tu pareja no quiere tener hijos puede ser un momento decisivo en una relación. Esta situación, a menudo cargada de emociones y expectativas, puede llevar a preguntas difíciles y decisiones importantes. ¿Qué haces cuando te das cuenta de que deseas una familia, pero tu pareja no comparte ese sueño? ¿Cómo manejas la situación si, por ejemplo, tienes 40 años y tu pareja no quiere tener hijos? Este post busca ofrecer una guía reflexiva y comprensiva para las personas que se encuentren en esta situación, trataremos de entender los motivos de tu pareja, pero, también consideraremos tus propias necesidades y deseos.

1. Entendiendo las razones: ¿Por qué mi pareja no quiere tener hijos?

Cuando te enfrentas a la realidad de que tu pareja no quiere tener hijos, el primer paso es intentar comprender sus razones. Esta comprensión es crucial para cualquier decisión futura. Las razones pueden ser variadas y profundamente personales. Puede que tu pareja tenga miedos relacionados con la paternidad, preocupaciones financieras, o simplemente no sienta el deseo de ser padre o madre. En algunos casos, como cuando un hombre no quiere tener hijos con su pareja, puede haber experiencias pasadas o creencias personales que influyan en su decisión. O, puede que tenga dudas sobre si quiere ser madre o padre.

Es importante abordar este tema con una comunicación abierta y sin prejuicios. Escuchar activamente y sin juzgar puede revelar preocupaciones que no habías considerado. Por ejemplo, puede que tu pareja esté preocupada por cómo los hijos podrían cambiar su estilo de vida, o tal vez tenga dudas sobre sus habilidades para ser un buen padre o madre.

Si estás en una situación donde, por ejemplo, tienes 40 años y tu pareja no quiere tener hijos, es importante considerar también los aspectos biológicos y las presiones temporales que esto puede implicar. La decisión de tener hijos o no es compleja y está influenciada por una multitud de factores, incluidos los sociales, económicos, personales y de salud.

Comprender las razones de tu pareja no significa que debas aceptarlas o renunciar a tus propios deseos, pero, sí es un paso crucial para determinar cómo avanzar en tu relación. Es un proceso que requiere empatía, paciencia y, a menudo, la voluntad de buscar un terreno común o compromisos.

Llegados a este punto quería aprovechar también para recomendarte leer este post en el que hablo sobre la maternidad real vs. la maternidad idealizada.

2. Comunicación efectiva: cómo abordar el tema sensiblemente

Una comunicación efectiva es clave cuando abordas temas tan delicados como el deseo de tener hijos. Si te encuentras diciendo «mi novio no quiere tener hijos» o «tengo 40 años y mi pareja no quiere tener hijos», es esencial abordar estas conversaciones con sensibilidad, respeto y honestidad.

2.1. Escuchar antes de responder

Antes de expresar tus sentimientos y preocupaciones, es importante escuchar activamente a tu pareja. Por ejemplo, si tu pareja explica que no quiere tener hijos debido a preocupaciones financieras, escúchala sin interrumpir o juzgar. Esto crea un espacio seguro para una comunicación abierta. Generalmente, en estos casos lo que solemos hacer es interrumpir a la otra persona mientras nos está explicando sus motivos o contraargumentar. Pero, esta no es la idea. La idea es, simplemente escuchar. No escuchamos para defender nuestra idea o tener la razón. Escuchamos para comprender a la otra persona.

2.2. Expresa tus propios sentimientos

Después de escuchar y entender las razones de tu pareja sobre por qué no quiere tener hijos, es crucial que expreses tus propios sentimientos y preocupaciones de manera clara y honesta. Este paso es esencial para una comunicación efectiva y una relación saludable.

  • Sé claro y directo: Comienza explicando por qué el tema de tener hijos es importante para ti. Por ejemplo, si siempre has soñado con formar una familia o si sientes que la crianza es una parte esencial de tu viaje personal, exprésalo de forma abierta.
  • Habla desde tu experiencia personal: Usa declaraciones en primera persona como «Yo siento» o «Para mí es importante». Esto te permite expresar tus sentimientos sin acusar o culpar a tu pareja.
  • Evita la culpabilidad y la presión: Aunque es importante ser honesto sobre tus deseos, es vital no hacer que tu pareja se sienta culpable o presionada. Por ejemplo, en lugar de decir «Me haces sentir incompleto porque no quieres tener hijos», podrías decir «Me siento triste porque tener hijos es algo muy significativo para mí».
  • Explica tus razones: Si has considerado dejar a tu pareja porque no quiere tener hijos, es importante explicar por qué este asunto es tan decisivo para ti. Quizás se relacione con tus valores, tu visión del futuro o tu deseo de experimentar la maternidad o paternidad.
  • Mantente abierto a las emociones: Este es un tema que suele generar emociones fuertes. Está bien mostrar vulnerabilidad y emoción mientras compartes tus sentimientos. Esto puede ayudar a tu pareja a entender la profundidad de tus emociones.

2.3. Busca puntos en común

Una vez que ambos hayáis compartido vuestras perspectivas, será importante que busquéis un terreno común, posibles soluciones o acuerdos.  Evidentemente, quizás no haya una solución y la pareja deba romperse. En esto de tener hijos no hay puntos intermedios: o se tiene un hijo o no se tiene. Sin embargo, en algunos casos quizás podáis llegar a algún acuerdo. Por ejemplo, la reducción de la jornada para uno de los dos, esperar unos años cuando sea posible, cumplir alguna meta profesional antes de tener hijos, etc. Es muy importante que tengas en cuenta que la maternidad y paternidad requieren de mucha implicación, sacrificio y esfuerzo. Por este motivo es imprescindible que los dos estéis de acuerdo con la decisión e implicados, ya que sino todo el peso recaerá sobre uno de los dos.

2.4 Considera la posibilidad de acudir a terapia de pareja

Si te resulta difícil llegar a un entendimiento mutuo, la ayuda de un psicólogo experto en terapia de pareja pueda ayudarnos mucho. Un profesional puede ayudar a mantener una conversaciones constructivas y a explorar soluciones que tal vez no hayáis tenido en cuenta. Además, puede ayudaros a entender los motivos que hay detrás de decir si o no a ser padres, podéis trabajar si las expectativas que tenéis sobre la maternidad están ajustadas a la realidad o no y, en definitiva, tomar mayor conciencia de todo lo que se está moviendo dentro vuestro.

audios y meditaciones imagen que transmite relajacion

¿Tu pareja no quiere tener hijos y no sabéis que podéis hacer?

En nuestro Centro de Psicología ofrecemos terapia online para parejas. Creemos que la decisión de ser madre o padre debe ser consensuada y debe contar con la implicación de ambas partes por igual. Por ello, ofrecemos terapia para poder trabajar estos aspectos. Pincha en el enlace para obtener más información.

2.5. Respeta la decisión final

Finalmente, es importante respetar la decisión final, ya sea continuar juntos o separaros. Si te encuentras pensando «cómo hacer que tu pareja quiera tener un hijo», recuerda que no puedes ni debes forzar a alguien a cambiar su opinión sobre un asunto tan fundamental. La decisión debe ser mutua y consensuada. Créeme si te digo que, si la decisión no es mutua y consensuada, no funcionara. Lo que suele acabar ocurriendo en estos casos es que una de las partes se encarga del hijo y la otra parte está ausente. Esto no es bueno para vosotros, ni para vuestro hijo.

3. Decisiones difíciles: Permanecer juntos o separarnos si mi pareja no quiere tener hijos

He querido escribir un apartado hablando sobre la decisión de permanecer juntos o separase porque me parece que puede ser uno de los temas que más nos costaría en una situación así.  Creo que es, sin duda, una de las decisiones más difíciles. Esta situación puede darse bajo varias circunstancias, como cuando piensas «mi novio no quiere tener hijos» o «tengo 40 años y mi pareja no quiere tener hijos». Llegados a este punto creo que hay algunos aspectos a tener en cuenta que iremos viendo en los siguientes apartados.

3.1. Evaluación profunda de la relación

Analiza todos los aspectos de tu relación más allá del deseo de tener hijos. Considera la fuerza, el amor y el respeto mutuo que existe en la pareja. A veces, el amor y la conexión pueden superar las diferencias en los planes de vida, pero otras veces, ciertos deseos, como el de ser padre o madre, son fundamentales para tu felicidad y realización personal.

3.2. Reflexiona sobre tus prioridades y valores

Reflexiona sobre lo que más valoras y si puedes ser feliz en una relación donde no se cumpla el deseo de tener hijos. Para algunas personas, renunciar a la paternidad o maternidad puede ser demasiado y no están dispuestas a hacer esa renuncia por la pareja, mientras que otras pueden encontrar satisfacción en otros aspectos de la vida y la relación. Para poder hacer esta reflexión es importante que te conozcas a ti mismo. Si no es así, difícilmente podrás saber cuáles son tu valores y prioridades.

3.3. Explora alternativas y compromisos

Antes de tomar una decisión definitiva, explora todas las alternativas y posibles compromisos. ¿Existen otras maneras de cumplir tu deseo de crianza, como la adopción o el cuidado de niños de otras maneras? Por ejemplo, a través de tu trabajo. Habla con tu pareja sobre estas opciones y evalúa su viabilidad y el nivel de compromiso que ambos estáis dispuestos a hacer.

3.4. Considera la ayuda profesional

Nuevamente voy a hablar sobre la opción de trabajar este tema con la ayuda de un psicólogo que haga terapia de pareja. La ayuda de un especialista en terapia de pareja puede proporcionaros una perspectiva externa valiosa y os puede ayudar a trabajar con todas las emociones que surjan. Además, un psicólogo puede facilitar la comunicación y ayudaros a entender mejor vuestros sentimientos y opciones. Si quieres que te ayudemos, puedes contactarnos para pedir una cita. Además, también existe una rama de la psicología que se llama psicología perinatal. Es una rama de la psicología que se encarga precisamente de tratar todos estos temas relacionados con la maternidad.

3.5. Tomar la decisión

Si después de toda esta reflexión y discusión, una de las partes sigue sintiendo que necesita ver realizado su deseo de ser madre o padre y la otra parte no desea ser madre o padre, es una señal clara de que tus deseos y necesidades no están alineados con los de tu pareja. Tomar la decisión de permanecer juntos o separarse es profundamente personal y debe basarse en un análisis honesto de tus deseos, necesidades y lo que cada uno puede comprometerse dentro de la relación.

Sea cual sea la decisión, es importante recordar que está bien priorizar tus necesidades y felicidad. La decisión de tener o no tener hijos es muy importante y debe ser respetada, tanto si conduce a permanecer juntos como a separaros.

4. Reflexiones finales

Afrontar la realidad de que tu pareja no quiere tener hijos mientras que tú sí, es una de las situaciones más difíciles que puede darse en una relación. Es un camino que requiere mucha reflexión, comunicación honesta y, a veces, decisiones difíciles. Recuerda, en estos momentos cruciales, es esencial mantener el respeto mutuo y la empatía, independientemente de que tengáis deseos diferentes.

Al final del día, lo más importante es ser fiel a ti mismo y a tus propios deseos y necesidades. Sea cual sea el camino que elijas, busca uno que te lleve hacia la realización personal y la felicidad, tanto en el presente como en el futuro.

Iratxe López Fuentes

Iratxe López Fuentes

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica y ver pacientes. He atendido pacientes con diferentes dificultades psicológicas y emocionales, como, problemas de autoestima, ansiedad, depresión, duelos, problemas de conducta, dificultades en las relaciones sociales... Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.