Saltar al contenido

¿La maternidad está acabando con mi relación?

maternidad está acabando con mi relación

La llegada de un hijo transforma profundamente la vida de una pareja, desafiando la solidez de la relación y cambiando su dinámica cotidiana. Esto puede hacer que mucha gente se pregunte: ¿La maternidad está acabando con mi relación? La llegada de un bebe plantea nuevos retos que pueden hacer que la pareja se vea relegada a un segundo plano. En este post, hablaremos sobre cómo la maternidad y la paternidad impactan en la relación de pareja y te ofreceré estrategias para fortalecer ese vínculo amoroso en medio de esta etapa de la vida. Y, sobre todo, a través de este post buscaremos comprender qué es lo que pasa en la pareja con la llegada de un bebe, para así poder ajustar las expectativas.

1. ¿Cómo cambia la relación de pareja con un bebé?

La llegada de un bebé es un evento maravilloso y un gran cambio para cualquier pareja. Este nuevo miembro de la familia trae consigo gran alegría, pero, también introduce cambios significativos en la relación de pareja. El cansancio se convierte en un compañero constante debido a las noches sin dormir y el cuidado continuo que requiere un recién nacido. El tiempo que antes se dedicaba a la pareja, a conversar, disfrutar de aficiones comunes o simplemente relajarse juntos, ahora se ve drásticamente reducido.

La intimidad también experimenta cambios. No solo la intimidad física, que puede verse afectada por el postparto y el cansancio, sino también la emocional, ya que, gran parte de la energía emocional de la pareja se centra en el bienestar del bebé. Este cambio de enfoque puede hacer que uno o ambos miembros de la pareja se sientan temporalmente desplazados o menos prioritarios.

Además, la maternidad y la paternidad alteran la percepción mutua y los roles dentro de la relación. Las responsabilidades se multiplican y la forma en que cada uno ve al otro puede cambiar. La mujer, en su nuevo rol de madre, y el hombre, en su rol de padre, pueden comenzar a verse más en estas nuevas identidades que en sus roles anteriores como compañeros románticos. Esto no tiene por qué ser negativo, de hecho, puede aumentar el respeto y la admiración mutua, pero, requiere un ajuste en la manera de relacionarse. En terapia muchas veces me he encontrado con que hay mujeres que se enamoran aun más de sus parejas al verlas en este nuevo rol, y lo mismo ocurre, al contrario.

Reconocer y adaptarse a estos cambios es fundamental para mantener una relación saludable después de la llegada de un bebé. Comprender que esta nueva situación forma parte del proceso de adaptación a la nueva realidad familiar puede ayudar a las parejas a afrontar la situación de manera constructiva.

Teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente, es normal que te plantees si la maternidad está acabando con tu relación. Espero que haber leído las explicaciones anteriores te haya ayudado a entender que hay una fase inicial después del parto en el que es normal que la relación se vea afectada.

2. ¿Cómo recuperar la relación de pareja después del parto?

Déjame responderte a esta pregunta con varias preguntas: ¿Es necesario poner nuestro foco en recuperar la relación de pareja después del parto? ¿Es posible prestar atención a la pareja con la llegada del bebe?  

Como decíamos en el apartado anterior, después del parto, la dinámica de la relación de pareja experimenta un cambio importante y necesario. Durante los primeros meses de vida del bebé, la relación tiende a dejarse en un segundo plano. Esto ocurre así porque toda la atención de los padres se centra en el cuidado del bebe. Este es un fenómeno completamente natural y esperado. La madre, en particular, mantiene un vínculo excepcionalmente fuerte con el bebé. Es un lazo que, aunque invisible, sigue siendo tan poderoso fuera del útero como dentro. Este vínculo intenso significa que el bebé necesita mantener un contacto constante con su madre, lo que inevitablemente lleva a que la atención de ella hacia su pareja disminuya durante este período.

Una vez entendido esto, nos será más fácil saber qué podemos esperar cuando nazca el bebe. Es fundamental reconocer y aceptar que, durante este tiempo, la pareja pasará a un segundo plano. Este ajuste puede ser doloroso, pero es un aspecto esencial del proceso de convertirse en padres. Prepararse mental y emocionalmente para esta transición es crucial. Antes del nacimiento, ambos miembros de la pareja deben conversar abiertamente sobre estas expectativas, comprendiendo que este período de aparente distancia emocional es, de hecho, un paso necesario en el viaje de la maternidad/paternidad.

2.1. Tres aspectos fundamentales que pueden ayudarnos después del parto

  1. Comunicación: Durante todo este proceso será muy importante la comunicación abierta y honesta. Es vital mantener líneas de comunicación abiertas durante este tiempo. Expresa tus sentimientos, miedos y necesidades de una manera amorosa y comprensiva.
  2. Apoyo mutuo: Además, el apoyo mutuo será un pilar fundamental. Reconocer el trabajo que cada uno está haciendo, no solo en el cuidado del bebé sino también en el apoyo emocional y físico que os ofrecéis mutuamente, puede reforzar vuestro vínculo.
  3. Paciencia y comprensión: Entender que recuperar la chispa en vuestra relación tomará tiempo y es un proceso gradual, te ayudará a ajustar las expectativas y saber qué esperar. Es importante que seamos pacientes con nosotros mismos y nuestra pareja.

3. Equilibrio entre la paternidad y la pareja

La llegada de un bebé es un evento que, sin duda, cambia la vida de una pareja de manera integral, poniendo a prueba la capacidad de ambos para encontrar un nuevo equilibrio. Este equilibrio no solo se refiere a la gestión del tiempo y las responsabilidades, sino también a cómo se vive y se nutre la relación de pareja en medio de la intensa tarea que significa ser padres. La importancia de compartir responsabilidades parentales y del hogar es fundamental en este proceso, ya que, permite que ambos miembros de la pareja se sientan igualmente involucrados y valorados, tanto en su rol de madre/padre, como en su individualidad fuera de ese rol.

En el día a día, compartir las responsabilidades significa más que dividir tareas. Implica entender y apoyar el bienestar emocional del otro, reconociendo que el cuidado de un bebé es una labor intensa que requiere el esfuerzo y compromiso de ambos. Esta distribución equitativa ayuda a prevenir el agotamiento y el resentimiento, factores que pueden distanciar a la pareja. Es crucial, entonces, dialogar sobre las expectativas y necesidades de cada uno, estableciendo acuerdos sobre cómo manejar las tareas domésticas y el cuidado del bebé de manera que ambos se sientan cómodos y apoyados.

Cuando hayan pasado unos meses después del parto, si será importante ir encontrando un balance entre la maternidad/paternidad y la pareja. ¿Cuántos meses deben pasar? Pues dependerá de cada pareja. Lo importante es que hayamos aprendido a manejarnos con el bebe, que nos hayamos colocado en nuestros nuevos roles y que sintamos que podemos hacernos cargo de la pareja de nuevo.

Una vez que lleguemos a este punto es importante no perder de vista la necesidad de cuidar la relación, buscando activamente maneras de conectar y compartir experiencias más allá de la paternidad. La clave está en la comunicación, la flexibilidad y el compromiso mutuo de seguir creciendo juntos, no solo como padres, sino también como pareja.

4. Apoyo mutuo y crecimiento conjunto

He querido dedicar un apartado específicamente a hablar sobre el apoyo mutuo. En el viaje hacia la paternidad y la maternidad, el apoyo emocional mutuo se convierte en un pilar esencial para la pareja. Este periodo de adaptación, repleto de cambios y desafíos, ofrece una oportunidad única para fortalecer la relación a través del entendimiento, la empatía y el cuidado compartido. La capacidad de apoyarse mutuamente, no solo en las tareas cotidianas sino también en el ámbito emocional, facilita la navegación por este nuevo capítulo de la vida, permitiendo que la pareja crezca y evolucione. Aprovecho este punto para hablarte también de la importancia del autocuidado en la maternidad. En este post que te dejo enlazado hablamos sobre ello en profundidad.

4.1. La importancia del apoyo emocional mutuo

El apoyo emocional mutuo implica escuchar activamente, validar los sentimientos del otro y ofrecer consuelo y comprensión en momentos de estrés o incertidumbre. Reconocer y responder a las necesidades emocionales de cada uno fortalece el vínculo de pareja, creando un ambiente de seguridad y confianza. Este tipo de apoyo se vuelve crucial durante el postparto y los primeros meses de crianza, donde los cambios físicos, emocionales y las nuevas responsabilidades suelen resultar abrumadores. Al compartir abiertamente miedos, expectativas y alegrías, la pareja puede encontrar soluciones conjuntas y reafirmar su compromiso mutuo.

maternidad está acabando con mi relación

4.2. Maneras de crecer juntos a través de la experiencia de la maternidad/paternidad

  • Compartir experiencias y aprendizajes: Cada día trae consigo nuevas lecciones. Conversar sobre lo que cada uno está aprendiendo en su rol como padre o madre, incluyendo los desafíos y los momentos de felicidad, puede enriquecer la relación.
  • Establecer objetivos comunes: Plantearse metas a corto y largo plazo en relación con la crianza y la vida familiar, así como objetivos personales y de pareja, ayuda a mantener un sentido de dirección y propósito compartido.
  • Celebrar los logros: Reconocer y celebrar los hitos, tanto grandes como pequeños, refuerza la idea de que estáis en este viaje juntos. Compartir las responsabilidades y las alegrías de la paternidad/maternidad puede ayudaros en este sentido.
  • Aprender juntos: Participar en talleres para padres, leer sobre crianza o simplemente intercambiar ideas y consejos, son formas de crecer juntos y fortalecer vuestra relación a través del aprendizaje compartido.

Espero que este post te haya ayudado a comprender si la maternidad está acabando con tu relación o no. Asimismo, espero que hayas podido comprender lo que ocurre en la pareja cuando nos convertimos en madres/padres. Considero que es necesario prepararnos para estos cambios y ajustar nuestras expectativas. Creer que la pareja no va a sufrir cambios con la llegada del bebe es no tener en cuenta la maternidad/paternidad real. Si estás transitando todos estos cambios en tu pareja, te envío un abrazo grande y me encantaría que puedas compartir en los comentarios los cambios que has vivido en la pareja a causa de la maternidad/paternidad. O que compartas cualquier otra cosa que te esté sucediendo.

Por último, quiero hablarte sobre la psicología perinatal. La psicología perinatal es la rama de la psicología que se encarga de ayudar a las personas en todo lo referente a la maternidad y paternidad. Si sientes que necesitas ayuda profesional, no dudes en pedirla.

audios y meditaciones imagen que transmite relajacion

¿Necesitas ayuda para lidiar con los cambios que está suponiendo la maternidad?

En nuestro Centro de Psicología ofrecemos terapia online para tratar todo lo que tiene que ver con la maternidad. Somos conscientes de que son temas a los que no se les da la importancia que merecen. Pero, nosotras estamos convencidas de su importancia y de los beneficios de trabajarlo en terapia. Pincha en el enlace para obtener más información.

5. Referencias bibliográficas

  1. Galán Bertrand, L. (2016). Lo mejor de nuestras vidas: Desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad. Editorial Planeta.
  2. Gottman, J. y Silver, N. (2015). The Seven Principles for Making Marriage Work: A Practical Guide from the Country’s Foremost Relationship Expert. Harmony.
  3. Gutman, L. (2023). La maternidad y el encuentro con la propia sombra. Editorial Del Nuevo Extremo.
Iratxe López Fuentes

Iratxe López Fuentes

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica y ver pacientes. He atendido pacientes con diferentes dificultades psicológicas y emocionales, como, problemas de autoestima, ansiedad, depresión, duelos, problemas de conducta, dificultades en las relaciones sociales... Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.