Saltar al contenido

Trastorno de la Personalidad por Evitación: Una mirada profunda

Trastorno de la personalidad por evitación

A veces, el miedo a ser rechazados puede influir mucho en cómo interactuamos con otros. ¿Te has preguntado alguna vez si lo que evitas te está frenando en la vida? Este post trata sobre el Trastorno de la Personalidad por Evitación, un trastorno mental que hace que las personas se alejen de las interacciones sociales por miedo al rechazo. Vamos a explorar qué es, cómo se manifiesta, y qué se puede hacer para tratarlo. Espero que esta información te ayude a entender mejor este trastorno y a reflexionar sobre cómo enfrentamos nuestros propios miedos.

1. ¿Qué es el Trastorno de la Personalidad por Evitación?

El Trastorno de la Personalidad por Evitación es una condición de salud mental en la que la persona siente un miedo intenso y persistente al rechazo y la crítica, lo que le lleva a evitar situaciones sociales, interacciones y actividades que podrían provocar evaluaciones negativas.

Es cierto que todos, en determinados momentos, podemos sentirnos nerviosos o incómodos en situaciones sociales. Sin embargo, para alguien con este trastorno, el miedo es tan grande que afecta significativamente su vida diaria, relaciones y bienestar emocional.

Las personas con este trastorno suelen tener una imagen muy negativa de sí mismas. Se ven a sí mismas como socialmente ineptas, personalmente poco atractivas o inferiores a los demás. Esta autopercepción distorsionada alimenta su miedo al rechazo, creando un círculo vicioso de evitación y aislamiento social.

Contrario a lo que algunos pueden pensar, las personas con trastorno de personalidad por evitación desean formar relaciones y conectar con otros, pero, su miedo y ansiedad les impiden tomar iniciativas. Este trastorno puede llevar a un aislamiento significativo, afectando la calidad de vida de quien lo padece y limitando su capacidad para funcionar en el trabajo, la escuela o en contextos sociales.

2. Diagnóstico del trastorno de la personalidad evitativa

El diagnóstico del Trastorno de la Personalidad por Evitación se realiza a través de una evaluación clínica detallada por parte de profesionales de la salud mental (psicólogos y psiquiatras). Normalmente los profesionales de la salud mental usamos el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) para hacer diagnósticos. Así que, vamos a ir viendo uno por uno cuáles son los criterios diagnósticos del DSM-5:

  • Tendencia continua a evitar el contacto social: La persona muestra un patrón constante en el que evita interactuar con otros debido a un miedo profundo a ser criticado, rechazado o considerado inadecuado.
  • Evita las actividades laborales que requieren interacción: Prefiere no participar en tareas de trabajo que exijan comunicarse o colaborar estrechamente con compañeros por el temor a la evaluación negativa.
  • Le cuesta establecer contacto con otros a menos que se sienta seguro: Solo se siente cómodo interactuando cuando hay una certeza de aceptación, limitando sus interacciones a un círculo muy pequeño de conocidos.
  • Cautela en las relaciones íntimas: Se muestra muy reservado y cauteloso al abrirse en sus relaciones personales, por miedo al rechazo o a ser herido.
  • Preocupación constante por la crítica en situaciones sociales: Vive con el miedo persistente de ser evaluado negativamente en cualquier contexto social.
  • Retraimiento en situaciones sociales nuevas: Se siente profundamente inseguro en entornos nuevos, lo que le lleva a inhibirse.
  • Autoimagen negativa: Se percibe a sí mismo como inadecuado, poco atractivo y socialmente incompetente, comparándose desfavorablemente con los demás.
  • Evita tomar riesgos o probar cosas nuevas: No se arriesga a involucrarse en actividades desconocidas por miedo a sentirse avergonzado o a fallar.

Como puedes ver, estos criterios reflejan no solo los comportamientos externos sino también las luchas internas de las personas que padecen este trastorno, destacando su lucha con la baja autoestima y el miedo constante al juicio de los demás.

Para que se realice un diagnóstico, estos patrones de comportamiento deben ser persistentes y consistentes a lo largo del tiempo, y no pueden ser mejor explicados por otro trastorno mental, efectos de una sustancia o una condición médica. Además, estos comportamientos deben causar un malestar significativo o problemas funcionales en la vida del individuo. Es decir, que le impide hacer su vida con normalidad.

Es importante destacar que el diagnóstico de este trastorno, como con cualquier trastorno de la personalidad, debe ser realizado por un profesional de la salud mental capacitado.

3. Síntomas del trastorno de personalidad por evitación

Me gustaría ahora poder aterrizar un poco los criterios diagnósticos que he explicado en el apartado anterior y contarte cuáles son los síntomas que podemos ver en una persona con trastorno evitativo de la personalidad. De esta manera, podrás entender cómo se comporta una persona con trastorno evitativo. Antes de empezar con los síntomas quiero resaltar que estos síntomas pueden variar en intensidad de una persona a otra y que generalmente incluyen los siguientes.

síntomas del trastorno de la personalidad por evitación

3.1. Miedo intenso al rechazo y a la crítica

Una preocupación constante por ser juzgado negativamente por los demás, lo que puede llevar a evitar situaciones sociales o a necesitar garantías excesivas de aceptación antes de involucrarse en relaciones personales.

3.2. Evitación de interacciones sociales

Tendencia a evitar eventos o actividades donde haya que interactuar con otras personas, por miedo a sentirse expuesto a posibles críticas o rechazo.

3.3. Dificultades en las relaciones íntimas

Aunque desean tener relaciones cercanas, el miedo al rechazo los lleva a ser extremadamente cautelosos y reservados, dificultando la formación de vínculos emocionales profundos.

3.4. Autoestima extremadamente baja

Se ven a sí mismos como ineptos, no atractivos o inferiores a los demás, lo que refuerza su reticencia a participar en situaciones que podrían ponerlos en el foco de atención.

3.5. Hipersensibilidad a la evaluación negativa

Interpretan de manera negativa comentarios o comportamientos neutros, viéndolos como críticas o rechazos.

3.6. Inhibición en situaciones nuevas

Muestran una notable timidez o reticencia a involucrarse en nuevas actividades o entornos, por miedo a no estar a la altura o a cometer errores.

3.7. Aislamiento social

Como es lógico, todo lo anterior puede llevar a que se aíslen para evitar situaciones que perciben como amenazantes, lo que a menudo resulta en soledad y depresión.

3.8. Ansiedad y estrés en interacciones cotidianas

Incluso en interacciones que muchos considerarían normales o de bajo riesgo, pueden experimentar niveles significativos de ansiedad y preocupación.

4. Trastorno evitativo de la personalidad ejemplos

Para entender mejor cómo se manifiesta el Trastorno de personalidad por evitación en la vida cotidiana, aquí te presento algunos ejemplos que ilustran situaciones y comportamientos típicos de personas que lo padecen:

  • Ejemplo en el ámbito del trabajo: Ana ha recibido varias invitaciones de sus colegas para unirse a ellos en almuerzos grupales. Aunque desea formar amistades en su nuevo trabajo, el miedo a que no les agrade su presencia o a decir algo incorrecto la lleva a rechazar estas invitaciones, comiendo sola en su escritorio.
  • Ejemplo en los estudios: Carlos evita participar en clases donde se requiere hablar en público o trabajar en grupo. Aunque conoce las respuestas y tiene ideas valiosas, el temor a ser juzgado o ridiculizado por sus compañeros o profesores lo mantiene en silencio, afectando su participación y aprendizaje.
  • Ejemplo en relaciones sociales: María desea asistir a fiestas y reuniones sociales, pero el miedo al rechazo y a no ser querida la hace declinar todas las invitaciones. Se siente segura en casa, aunque profundamente sola y triste por la falta de conexiones personales.
  • Ejemplo en las relaciones íntimas: Jorge tiene dificultades para iniciar y mantener relaciones románticas. Aunque se siente solitario y anhela tener una pareja, el temor al abandono y a no ser suficiente para alguien lo lleva a evitar citas o a terminar relaciones antes de que se vuelvan demasiado cercanas.
  • Ejemplo de automejora: Elena ha querido unirse a un gimnasio para mejorar su salud física, pero la idea de ser juzgada por su apariencia o por no saber usar correctamente los equipos la mantiene alejada. Prefiere ejercitarse en la privacidad de su hogar, limitando su exposición a nuevas experiencias y personas.

Estos ejemplos reflejan cómo el miedo a la evaluación negativa, el rechazo y la crítica puede influir en múltiples áreas de la vida de una persona, limitando su capacidad para disfrutar de relaciones significativas, avanzar en su carrera profesional, participar en actividades de ocio y crecer personalmente.

5. ¿Qué causa el trastorno de evitación?

Las causas del Trastorno de la Personalidad por Evitación son complejas y variadas. Si has leído más posts de mi Blog, ya sabrás que esto es algo muy frecuente en Psicología. Como siempre suelo decir, las personas somos complicadas y rara vez hay un único factor que explique lo que nos pasa. Por ello, cuando hablamos de las causas del trastorno de evitación debemos tener en cuenta los factores genéticos, biológicos y ambientales. Aunque no se puede identificar una única causa para este trastorno, los investigadores y profesionales de la salud mental han identificado varios factores que pueden contribuir a su desarrollo:

5.1. Factores genéticos y biológicos

Existe evidencia que sugiere que la predisposición genética juega un papel en el desarrollo de trastornos de la personalidad, incluido el trastorno por evitación. Las diferencias en la química cerebral también pueden influir en la manera en que las personas procesan la información emocional y responden al estrés.

5.2. Experiencias de la infancia

Las experiencias tempranas de rechazo, abuso, acoso o crítica constante pueden tener un impacto significativo en el desarrollo de la autoestima y la percepción de las relaciones interpersonales. Los niños que experimentan estas situaciones pueden crecer creyendo que son inadecuados y que otros son críticos y les rechazan por naturaleza.

5.3. Temperamento

Los individuos con un temperamento naturalmente tímido, introvertido o ansioso pueden ser más susceptibles al trastorno de evitación. Estas características temperamentales, combinadas con experiencias negativas, pueden predisponer a la persona a desarrollar miedo al rechazo y la crítica.

5.4. Aprendizaje social

La observación y la imitación de las respuestas de evitación de los cuidadores u otras figuras significativas pueden enseñar a un niño a reaccionar de manera similar ante situaciones sociales potencialmente amenazantes.

5.5. Factores culturales

Las expectativas culturales y las normas sociales sobre la interacción y el comportamiento pueden influir en cómo se percibe y se gestiona la ansiedad social. En algunas culturas, la timidez y la reserva se ven de manera negativa, lo que puede aumentar la presión y el miedo a la evaluación negativa.

Es crucial entender que la presencia de uno o más de estos factores no garantiza que una persona desarrollará el trastorno de personalidad por evitación. Se trata de una combinación compleja de influencias que interactúan de manera única en cada individuo.

¿Por qué siempre acabo con el mismo tipo de parejas? ¿Por qué soy tan dependiente emocionalmente? ¿Por qué no consigo disfrutar de la vida? ¿Por qué no consigo ser feliz?

Las mismas preguntas llevan a las mismas respuestas. Si siempre te planteas las mismas preguntas, obtendrás las mismas respuestas. Hay un área específica dedica a las relaciones de pareja y el apego. Hagamos juntos un viaje en el que nos plantearemos nuevas preguntas que nos llevarán a nuevos lugares.

6. Tratamiento del trastorno de la personalidad evitativa/por evitación

No quiero entretenerme demasiado con explicaciones sobre el tratamiento para el Trastorno de la Personalidad por Evitación, ya que, dependerá en gran medida de las circunstancias de cada persona. Pero, si quiero decirte que existe tratamiento y que los psicólogos podemos ayudar en esto. En resumen, el tratamiento del Trastorno de la Personalidad por Evitación se centra en ayudar a las personas a afrontar y superar sus miedos de rechazo y crítica, mejorando su autoestima y habilidades sociales.

No te voy a engañar, el camino hacia la recuperación es difícil y largo, pero, contamos con diferentes enfoques que pueden ayudarte y que voy a mencionar a continuación: Terapia Cognitivo-Conductual (TCC), Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), Terapia Psicodinámica, Terapia de Grupo y Entrenamiento en Habilidades Sociales.

Te invito a compartir tus pensamientos, experiencias o preguntas en los comentarios. Ya sea que estés buscando consejo, apoyo o simplemente quieras compartir tu historia, tu voz es bienvenida aquí.

7. Referencias bibliográficas

  1. Alden, L. E. y Wallace, S. T. (1995). Social phobia and social appraisal in successful and unsuccessful social interactions. Behaviour Research and Therapy, 33(5), 497-505.
  2. American Psychiatric Association. (2013). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (5ta ed.) (DSM-5). American Psychiatric Publishing.
  3. Herbert, J. D. y Cardaciotto, L. (2005). Social anxiety and social phobia in youth: Characteristics, assessment, and psychological treatment. Springer.
  4. Young, J. E., Klosko, J. S. y Weishaar, M. E. (2003). Terapia del esquema para trastornos de la personalidad. Guilford Press.
Iratxe López Fuentes

Iratxe López Fuentes

Soy Iratxe López, Doctora cum laude en Psicología por la Universidad de Deusto y Psicóloga Clínica. Además, cuento con la Habilitación Sanitaria, lo que me permite ejercer como Psicóloga Clínica y ver pacientes. He atendido pacientes con diferentes dificultades psicológicas y emocionales, como, problemas de autoestima, ansiedad, depresión, duelos, problemas de conducta, dificultades en las relaciones sociales... Por último, me gustaría destacar que tengo la gran suerte de ser la directora del Centro Iratxe López Psicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.