Cómo lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus (COVID-19)

lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus (COVID-19)

Es normal sentir ansiedad durante la pandemia del COVID-19, pero estoy aquí para decirte que hay formas eficaces de afrontar esta situación. A lo largo de este post vamos a ver cómo mantener la calma, regularnos emocionalmente y continuar con cada día. En definitiva, veremos cómo lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus. El pánico, no es útil. Crea histeria colectiva.

La ansiedad se caracteriza, entre otras cosas, por la sensación de incertidumbre. Y está claro que la situación que estamos viviendo actualmente es una circunstancia en la que nos toca manejar una gran cantidad de incertidumbre. Si quieres leer más cosas sobre la ansiedad puedes acudir a este post del Blog titulado: Ansiedad generalizada: Síntomas, causas y tratamiento.

Si sigues a todas horas del día las noticias sobre el coronavirus, es posible que tengas ganas de meterte en la cama, taparte con la manta y no salir de tu cama hasta que acabe esta situación. Sabemos por investigaciones previas que los observadores de televisión y las personas asiduas a las noticias tienen temores elevados, ya que, de alguna manera sienten que todo lo que ven en las noticias está ocurriendo muy cerca.

El coronavirus está aquí, puede que en estos días te contagies o puede que no, así que minimizar su importancia no va a ayudarnos. Pero tampoco lo hará el acudir a fuentes de información no científicas, las reacciones emocionales o conductas exageradas o dejarnos llevar por el pánico. Es fácil asustarse cuando vemos todas las medidas que el gobierno ha tomado y nos enfrentamos a toda esta incertidumbre. Algunas de las claves son:

  • No dejarse llevar por los pensamientos que imaginan un largo plazo horrible.
  • Estar sensibilizados a la situación individual y colectiva.
  • Mantener una rutina.

En algunos casos, el pánico debido a las medidas adoptadas por el gobierno y la incertidumbre viajan más rápido que el coronavirus mismo.

La psicología de la incertidumbre: entendiendo la relación incertidumbre-cerebro

La incertidumbre puede causarte una ansiedad e indefensión tremenda. ¿Por qué? Nuestro cerebro (que busca nuestra supervivencia) está constantemente actualizando su mundo, haciendo juicios sobre lo que es seguro y lo que no. Debido a lo poco que a nuestro cerebro le gusta la incertidumbre, inventa todo tipo de creencias (que muchas veces no son ciertas) para sobrevivir. Es decir, si tu cerebro no sabe ni controla lo que está por venir, no puede mantenerte fuera de peligro. Siendo esto así, siempre asume lo peor y personaliza las amenazas. Además, está preparado para sobrestimar las amenazas y subestimar tu capacidad para manejarlas. Y todo ello en nombre de la supervivencia.

Entonces, siendo esta la situación en la que nos encontramos, se despierta nuestra respuesta al estrés.

Algunos consejos básicos para lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus

  1. Creo que una de las cosas que es realmente importante para disminuir la ansiedad es, como decía antes, que diseñemos una rutina para que nos sintamos productivos y no solo nos encontremos en la parálisis.
  2. Por otro lado, hay una palabra que me gustaría destacar: propósito. Creo que una de las cosas más importantes que necesitamos es tener un sentido de propósito. Por lo tanto, asegúrate de tener un propósito durante estos 15 días.
  3. Relaciónate con otras personas telemáticamente. Utiliza las nuevas tecnologías para estar en contacto con otras personas, sobre todo, usa las videollamadas. Eso sí, evita alimentar los miedos. Se trata de compartir momentos agradables con otras personas.
  4. Haz algo. Hacer algo te llevará al siguiente paso, y el siguiente paso te lleva al siguiente paso y eso, nos dota de cierta sensación de control.
  5. Infórmate de manera sana. Esta claro que tenemos que estar informados, pero es importante que lo hagamos de la manera adecuada y sana. Sin, por supuesto, negar la realidad. Busca información en las webs oficiales (ministerios, red de salud pública, información que proporcionan los ayuntamientos…). La sobreinformación no nos beneficia. Información sí, pero la justa. De igual modo, haz un consumo responsable de las redes sociales, ya que, corren muchas noticias falsas. Créeme, no te conviene llenar tu cabeza de este tipo de ideas.
  6. Pienso que esto es algo que no hace falta que diga, ya que, a juzgar por los miles de memes que hay, es una estrategia que las personas están utilizando, pero por si acaso lo voy a decir: utiliza el sentido del humor. ¡Te ayudará a lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus!

Es importante que organices y planifiques. Haz un listado de cosas que puedes hacer: usa ideas propias, copia las ocurrencias de otras personas, elabora un calendario…

Comparto con vosotros esta imagen de Anabel González en la nos da algunas claves muy valiosas para ayudarnos con la preocupación.

lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus (COVID-19)

Cómo el mindfulness o atención plena puede ayudarte

Antes de nada, quiero darte una definición muy breve de lo qué es el mindfulness. El mindfulness o en español, atención plena, es una práctica basada en la meditación que consiste en entrenar la atención para ser consciente del presente. Si quieres saber más sobre el mindfulness te dejo este post para que aprendas más sobre qué es el mindfulness.

Te invito a tomarte un momento ahora mismo para preguntarte y responder estas preguntas:

  1. ¿Cómo te sientes emocional y físicamente en este momento?
  2. ¿Cómo utilizas el mindfulness o la atención plena para tomar decisiones sabias, responsables y afectuosas durante el coronavirus?

Durante la pandemia de COVID-19, tales preguntas pueden tener un propósito muy importante. Ofrecen la oportunidad de atraer nuestra atención a nuestros estados físicos y mentales y observar atentamente para ser menos reactivos y más receptivos ante estos tiempos inciertos.

Si eres como yo, estas preguntas serán útiles para crear equilibrio y ecuanimidad en un momento en que te sientas fuera de control.

Si eres de esas personas que no se han visto afectadas por el cierre de tu empresa, por mayor carga laboral o pérdida de ingresos, la vida podría continuar en gran medida como de costumbre (incluso aunque la situación sea excepcional). Pero, aun así, puedes sentir temor por lo que viene.

Para otras personas, en cambio, la vida ha dado un giro importante. Es posible que seas padre o madre y que tengas que encargarte de tu hijo/a debido al cierre de los colegios. Es posible que tengas un trabajo en el sector sanitario y que tu carga laboral se haya visto incrementada. Puede que seas una persona mayor dependiente. O también puede que, seas una persona con una trayectoria de ansiedad, depresión u otras dificultades psicológicas, que ahora a causa del virus se han visto empeoradas. Otra posibilidad es que tengas tos, fiebre y miedo de haber sido contagiado con el COVID-19.

Frecuentemente, el pánico y el temor acompañan a la incertidumbre de la que hablábamos antes, y este momento es uno de los más inciertos que muchas personas han experimentado en sus vidas.

Evita la sobreinformación.

Entonces, ¿cómo pueden ayudarte las dos preguntas anteriores?

No detendrán la propagación del COVID-19. Ni garantizarán que tus ingresos se mantengan estables.

Pero, pueden ayudarte de las siguientes maneras:

  1. Darte cuenta de que tu corazón está acelerado por el miedo puede ayudarte a tomar distancia de ese miedo para poder respirar profundamente y encontrar una manera de sentir alivio, calma e interrumpir la ansiedad. Esta salida puede incluir hablar con un ser querido, escuchar tu canción favorita, hacer algo creativo o retomar tareas pendientes.
  2. Si al responder a las preguntas te das cuenta de que tu miedo es muy real y concreto, escribe una lista de acciones concretas que puedes llevar a cabo para resolver el problema. Después, elige las acciones que lleven a mejores resultados. Mantener una actitud proactiva te va a ayudar a sentirte mejor. Obviamente, esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero pensar como un “solucionador de problemas” conduce a mejores resultados.
  3. Además, responder a estas preguntas puede ayudarte a cambiar tu atención del yo al nosotros. Si estás en buenas condiciones físicas, concéntrate en lo que puedes hacer por los demás para aliviar sus dificultades. Esto puede incluir ayudar a personas de la tercera edad, hacer videoconferencias con personas que se sientan solas, etc.

La atención plena no es la panacea. No te protegerá de COVID-19. Lo que hará es permitirte manejarte mejor en estos momentos inciertos con más calma y generosidad.

El otro lado de esta pandemia puede ser una sociedad más generosa, amable, socialmente consciente y comunitaria. Ten en cuenta esta posibilidad y promueve su desarrollo.

¿Qué vas a hacer tu para estar en esta situación de la mejor manera posible? ¿Qué vas a hacer para lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus? En mi caso, he decidido hacerme esas dos preguntas todos los días y escribir las respuestas. Y mis propósitos han sido dos: escribir 12 posts para la web y leer un libro. Además, de por supuesto, atender a mis pacientes online.

Puesto que lo recomendable en estos momentos es el teletrabajo, la mayoría de los profesionales de la psicología estamos atendiendo a nuestros pacientes online. Si sientes mucha ansiedad, gran tristeza, falta de control, etc., te recomiendo encarecidamente que busques un psicólogo que pueda atenderte online. Lo ideal es que este profesional de la Psicología tenga su consulta en un lugar al que después, una vez pasada esta crisis, puedas acudir presencialmente. De esta manera, la terapia comenzaría siendo online para pasar después a ser presencial.

Me gustaría compartir con vosotros este documento creado por el Colegio Oficial de Psicología de Madrid. Es muy breve y vienen pautas muy claras para la gestión psicológica de la cuarentena por el coronavirus.

Si eres del País Vasco, puedes contactar con nosotras para hacer terapia online a través de la web de Contacto. ¡Te ayudamos a lidiar con la ansiedad que genera el coronavirus!

CONTACTO

¡Estamos juntos en esto¡ ¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.